¿Dónde hago mis fotos?

Muchas veces me preguntan dónde hago las fotos: si es en un zoo, en una reserva, o en un lugar “libre”. Mi respuesta habitual es: ¿realmente importa?

Me explico. Quien ve la foto solo ve lo que tú le enseñas. No sabe si has tardado 2 semanas en conseguirla o si has ido a un recinto cerrado donde has conseguido 30 fotos de ciervos parecidas en una mañana. Es deber del fotógrafo saber transmitir la sensación que él quiera con la imagen. Y es deber del observador saber que la fotografía no es objetiva, es una escena capturada a través de una cámara, con una composición decidida por un fotógrafo.

Los fotógrafos tenemos infinidad de posibilidades para decidir cómo queremos transmitir una escena. Desde la distancia focal de nuestro objetivo hasta la edición fotográfica.

De nada sirve estar caminando dos semanas por las montañas, acarreando todo el material fotográfico, para conseguir una foto que podrías haber hecho al lado del coche. Por eso, si el objetivo es hacer buenas fotos, hay que ir al sitio donde tengamos más probabilidades de conseguirlas. Parece obvio, ¿no?

Estos días estoy viendo reportajes de fotógrafos en un parque nacional de Estados Unidos. En un momento dado, hay una “moose jam”, que consiste en un atasco en la carretera formado por cientos de fotógrafos que han parado el coche porque hay un alce cerca. Un animal salvaje habría huido al ver al primer turista, pero en esos lugares están acostumbrados a las personas. Esa situación creo que no le gusta a nadie, no es naturaleza ni vida salvaje. Sin embargo, las imágenes obtenidas pueden ser fabulosas. Una cosa no quitan la otra.

Lo importante en estos casos es que la fotografía transmita la sensación de libertad y de vida salvaje, aunque no sea del todo cierto. Es importante que no se vean elementos fabricados por el hombre, como una papelera, una valla o un collar de localización en el animal.

En alguna ocasión me ha ocurrido, estando en un lugar bastante transitado, que he encontrado algún detalle, animal o paisaje interesante para mí y me he parado a hacer fotografías y a menudo, cuando alguien ve a un fotógrafo, acude a ver qué es eso tan interesante que él no ha visto. Así, inevitablemente se acumulan personas a mi alrededor, aunque para ellos esa escena no tuviera ningún interés.

Por otra parte, tengo fotografías tomadas en lugares de muy difícil acceso (te recomiendo ver mi galería la vida en las cumbres). Tras pasar varias horas caminando sigilosamente para acercarme al animal, conseguí mi imagen. El resultado estuvo bien, sí, pero quizás podría haber obtenido uno similar, o incluso mejor, si hubiese elegido otro lugar.

En mi caso en concreto, no me importa porque, como muchos entusiastas, valoro más la experiencia en la montaña que la imagen capturada, ya que para mí hacer buenas fotos no es el único objetivo. Además, solo si cada uno busca sus propias fotografías puede definir su estilo fotográfico.

3 comentarios en «¿Dónde hago mis fotos?»

  1. Roser dice:

    Unas fotos preciosas, pero la vivencia y la emocion que te produce son todavia mejores. El placer de explorar, de descubrir y de sentir. 👏👏👏

    Responder
  2. Cris Soroa dice:

    Es preciosa esta foto pero lo importante es lo que hay detrás, el disfrute en la montaña, la emoción de encontrarte frente al animal….. una maravilla. Enhorabuena y gracias por comoartirlo

    Responder
    1. Jordi dice:

      Muchas gracias Cris. Si, la emocion al encontrarte de frente con animales salvajes es indescriptible… a mi me hace sentir pequeño

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EspañolCatalàEnglishFrançais